Pensar en continuo

Una de las (pocas) cosas que recuerdo de la carrera es a un profesor de Química que respondía a varias preguntas con la misma frase: “estáis pensando en discreto, tenéis que pensar en continuo”.

Se refería a que en industria, existen los hornos autoclave, similares a los de casa, en los que metes los ingredientes, programas el tiempo, la presión y la temperatura y ¡puf! se produce la transformación, que se saca por la misma puerta.

Pero que eso no era lo habitual.

Lo normal en industria son los hornos continuos: la entrada no coincide con la salida, son más similares a un cilindro. Los “ingredientes” se van cargando en un extremo y la mezcla va avanzando y transformándose en rodajas hasta salir por el otro extremo.

Continuamente se va cargando materiales y obteniendo producto. Ya no se trata tanto de volumen, presión y temperatura; sino de caudal, velocidad, flujo, turbulencias, pérdida de carga…

Años estudiando el agua en vasos, y ahora me hablan de un río. El cambio de forma de pensar es casi filosófico: no basta con conocer las fórmulas, tienes que cambiar tu punto de vista para comprenderlo y hacer las preguntas correctas.

Y pienso que a menudo se tratan los pedidos o los proyectos como en un autoclave: se meten los ingredientes (personas, información, materiales, máquinaria…), se cierra la puerta, se ajusta la temperatura (alta), la presión (mucha), se espera un tiempo (poco) y al abrir la puerta… no ha subido el bizcocho; y el mundo se divide entre los que se enfadan mucho y los que tienen que dar muchas explicaciones.

Es como correr la maratón a base de sprints.

Y claro, en esta analogía los procesos son más como hornos continuos: rutas por los que los pedidos o proyectos van avanzando en rodajas y en los que lo importante es que el flujo sea continuo y ordenado, no haya turbulencias ni pérdidas, que lo que vayamos obteniendo de manera continua en la salida sea lo esperado, con feed-back y acciones si hay desviaciones.

Coger el ritmo más alto posible que podamos mantener en el tiempo.

PD: Los hornos continuos son mucho más productivos.

 

¿Tienes alguna duda o comentario?

Déjalo a continuación, o contacta por privado.

Te contesto (hasta donde sepa).