Combate con sus propias armas: el PDD.

Hay verdaderos talibanes de las siglas. Personas que por ser CEO, CFO o COO creen que te pueden hablar con acrónimos en inglés como si los conocieras (o te importaran) todos.

Mi consejo es que los combatas con sus propias armas. Que cuando te pregunten si has revisado los KPIs, si has actualizado el ERP, cuando va a estar disponible el CAM o cómo vas de PLM; les contestes que no has tenido tiempo, que has estado volcado por completo en el PDD de la empresa.

Y cuando te pregunten que es el PDD les explicas que, para variar, son siglas en castellano. Y que significan  “Fastidioso Día a Día”. Y sí, sé deletrear pero me autocensuro. Seguro que ahora ya sabes a que me refiero con la letra “P”.

Ya quedamos en una entrada anterior que la microgestión mata, pero la reparación de grietas del Titanic la llevas sólo a 25% y esta semana ha habido tormenta, así que has estado a salto de mata achicando agua.

El PDD vendría a ser como una carta-comodín, y debieran darnos 4 o 5 al comienzo de cada mes. Cuando alguien nos venga con siglas, si todavía nos quedan PPDs tendríamos derecho a tirar uno y pasar la ronda. Un “hoy no, por favor”. Y a seguir achicando.

Por cierto, cuando termines de achicar revisa tus KPIs que los tienes hechos un desastre.

 

¿Tienes alguna duda o comentario?

Déjalo a continuación, o contacta por privado.

Te contesto (hasta donde sepa).